26.4 C
Madrid
27.3 C
Barcelona
24.4 C
Málaga
25.1 C
Valencia
spot_img
InicioNegociosRGDP, ley de cookies y política de privacidad para tu empresa online

RGDP, ley de cookies y política de privacidad para tu empresa online

Internet forma parte de nuestra vida, es una realidad. Muchos emprendedores ofrecen sus productos o servicios de manera online por lo que es de suma importancia conocer los aspectos legales para tu web o blog

Cada vez estamos más familiarizados con internet y lo utilizamos para casi cualquier aspecto de nuestra vida, desde ver una película a incluso hacer tramites con las administraciones públicas.

Hoy en día la mayoría de emprendedores o empresas ofrecen sus servicios de manera online a través de sus propias páginas webs o blogs, ya que aumenta la cuota de posibles clientes futuros.

No obstante, si eres un emprendedor, autónomo o una empresa que ofrece sus productos o servicios a través de su página web propia, ¡no te vayas! Este tema te interesa.

Hoy en día, no solamente tienes que cumplir las obligaciones con las administraciones públicas, sino también cumplir las obligaciones legales de protección de datos en nuestra web.

Internet tiene mucha importancia en nuestro día a día, y más si tenemos una web, por lo que es necesario que conozcas y cumplas la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales (LOPDGDD), el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y la Ley de Servicios de Sociedad de la Información y Comercio Electrónico.

Sí sí, todas ellas, que no son pocas.

Como es un tema algo complejo, desde Autónomos Pymes Asesoría Online SLP vamos a ir explicando todas las obligaciones legales para tu web.

“Si eres una empresa y cuentas con un sitio web deberás cumplir con las obligaciones legales referidas a la protección de datos (RGDP y LOPDGDD) además de cumplir con la Ley de Servicios de Sociedad de la Información y Comercio Electrónico.”

La importancia de la Política de Privacidad

Si tu página web recoge datos personales sobre las personas que navegan en esta, se debe de informar a través de la Política de Privacidad cómo recoges estos datos, cómo se almacenan y cuál será su tratamiento.

Normalmente aparece en las solicitudes que mandamos, generalmente para marcar con una casilla. Pues bien, esta casilla debe de marcarla la persona, no puede estar premarcada por defecto, según se establece en el RGPD.

En esta Política de Privacidad no podemos meter un batiburrillo de finalidades para que el usuario valide todas de una vez. El usuario tiene que validar las que desee sin obligarle, así cumpliremos el principio de transparencia de la información.

A la hora de que el cliente se ponga en contacto contigo o con alguno de tus empleados, es imprescindible contar con una casilla de aceptación de tu Política de Privacidad, en la que la enlaces para que pueda leerla.

Pues bien, esta casilla no puede estar marcada por defecto, si no que debe de ser el cliente quien la marque para que sea una acción clara y afirmativa, según el RGPD.

Tampoco puedes añadir en tu Política de Privacidad otras finalidades. Por ejemplo, las suscripciones a las newsletter tienen que una solicitud independiente, cumpliendo así con el principio de transparencia de la información para cada una de las finalidades, y se podrán dar de baja de esta cuando deseen.

Informa y acepta las cookies

Cuando hablamos de cookies nos referimos a los datos que una web o navegador envía a tu ordenador cuando la visitas.

Hay que informar de las cookies y permitir que el usuario preste consentimiento de ellas o las configure a su gusto. No vale utilizar la fórmula “Si usted continúa navegando entenderemos que acepta el uso de cookies”, ya que el RGPD no lo admite.

Al igual que cuando conocemos a una persona nos presentamos, el aviso legal es la forma que tenemos de presentarnos a los usuarios que visitan nuestra web.

En este aviso tendremos que reflejar los datos de contacto, como la denominación social, CIF, dirección de correo electrónico y dirección física.

¿Listo para vender online?

Los mismos derechos de consumidor que tenemos en las tiendas físicas, les tenemos que tener online. Es por eso que si quieres vender online necesitarás unas Condiciones Generales de Venta o Contratación, que supondrán el contrato de la venta entre usuario y proveedor.

¿Para qué sirven? Imagínate que alguno de tus clientes quiere devolver uno de los artículos que te ha comprado, pues las condiciones de devolución constarán en estas condiciones generales.

En resumidas cuentas, es como la letra pequeña que nos aparece en el reverso de los tickets.

AutonomosPymes.com te ayuda con tu página web

Sabemos que todos estos textos legales pueden suponer una traba a la hora de elaborarlos, pero tienen que ser adaptados a nuestra empresa en particular, no podemos copiarlos de otras empresas de nuestro sector.

Debes asesorarte por profesionales en este asunto y desde AutonomosPymes.com nuestros colaboradores jurídicos te ayudarán con tu página web.

Puedes llamarnos al 918965517 o rellenar nuestro formulario online, y nuestros especialistas jurídicos colaboradores en RGPD y LOPDGDD contactarán contigo para darte un presupuesto a la medida de tus necesidades.

Últimos artículos

Más noticias